Hace tiempo que Capcom no nos mostraba un Resident Evil que nos hiciera regresar al Survival Horror y un tanto a la sensación de sentirnos vulnerables ante enemigos que parecían invencibles. Pues con la llegada de RE7 la fórmula regreso y con nuevas propuestas.

Nuestra aventura inicia con un mensaje de una chica con un video grabado el cual aparte de romántico nos hace parecer que todo esta bien, sin embargo, el matiz cambia, cuando vemos unos dedos en la pc escribiendo y prendiendo la webcam, es la misma chica, pidiéndonos perdón, pero sobretodo, advirtiéndonos que no se nos ocurra investigar que paso con ella. Sin embargo, nosotros ya nos encontramos manejando hacia Louisiana, nuestro protagonista se llama Ethan, y ¿para que vamos hacia  allá? el llamado no es más que de nuestra esposa “Mia” quien lleva desaparecida 3 años y de la cual no sabíamos nada de su paradero… hasta ahora.

Cómo buenos curiosos y preocupados por saber que paso con Mia, llegamos a una casa misteriosa, en ruinas, entre árboles, arbustos y pantanos. La reja se encuentra cerrada y tenemos que abrirnos paso de otro modo, entre más nos adentramos a la propiedad, el ambiente nos recibe con sonidos ambientales muy bien logrados, ni que decir de los gráficos, sencillamente logran captar la atmósfera de que ahi hay peligro. Pero no nos importa, seguimos avanzando hasta ser detenidos bruscamente por el paso despreocupado de una silueta avanzando entre la maleza. El miedo y la curiosidad se apoderan del jugador y nos encontramos con el pórtico de una casa ya con madera podrida y un aspecto lúgubre.

Nos vale si somos o no invitados, nuestro único pensamiento es saber donde esta nuestra esposa y rescatarla de ser posible.

Tal vez muchos de nosotros ya jugamos el demo y pueden darse una idea de el ambiente que RE7 nos brinda en esta nueva experiencia. Aunque no puedo evitar pensar en antecesores y propuestas de los últimos 3 años en cuanto a Survival Horror. La atmósfera no pude evitar compararla con uno de los juegos que pudo quitarle la corona a “Amnesia: The Dark Descent“, claro, me refiero a Outlast de Red Barrels, la primera persona siempre ha sido un buen elemento para captar lo que el protagonista experimenta, dolor, ansiedad, miedo, claustrofobia, náuseas. Este caso no es la excepción y logra captarlo a la perfección. Aunque con la gran diferencia que nuestro personaje tiene como defenderse y hay todo tipo de items que le ayudarán para avanzar en la pesadilla. La historia aunque no podría relacionarse tan directamente con nuestra ya querida Umbrella Corporation, si nos lanza muchos detalles de que seguirán dando de que hablar.

Los gráficos como ya mencione, tiene un encanto muy particular gracias a la atmósfera, aunque, si eres propenso a marearte fácilmente evita girar, o cambiar rápido de contrastes, ya que ocuparás mucho la linterna y eso puede causarte problemas a la hora de querer disfrutar el juego, de lo contrario, cada rincón y cada textura esta cuidado al mínimo detalle, así que esto te obligará a explorar cada rincón en búsqueda de munición, plantas de salud u objetos para resolver puzzles.

En cuanto a los controles, el acceso al inventario es bastante bueno y te adaptas fácil, sin mencionar que como en RE2 cuentas con cajas para guardar los objetos que tengas pensado usar después o para liberar espacio, y las armas aunque son algo limitadas, puedes prescindir de algunas si tienes la seguridad de que las municiones no estarán disponibles a cada momento, sin embargo en cuanto a manejo del personaje, en ocasiones puede ser algo lento y las cinemáticas en algunas situaciones pueden frustrar a más de uno que quiere volver a la acción. Otro dato interesante, aquí no existen los “combos”  de evadir y atacar como tal, como solíamos hacer en RE4 o RE6 al recibir un ataque del enemigo, tendrás que valerte de tu ingenio y también de tu habilidad de sigilo para derrotar a cada enemigo. Los personajes, aunque personalmente me hubiera encantado indagar en la historia de cada uno, las pistas que te van dejando puede darte una idea de que los Bakers tienen más que solo cara de psicópatas, y que Mia no es lo que esperábamos. Los sonidos en el juego, (obligatorio jugarlo con headset) dan ese extra a nuestro nerviosismo, tal como si estuvieras ahí. Nada es lo que parece, es lo que podría definir la historia que envuelve esta entrega.

Los zombies han quedado atrás para las historias de Resident Evil, y en su lugar tenemos algo más desafiante que nos acecha en cada rincón. ¿Te preocupan los “screamers baratos”? por fortuna no los hay… y tampoco los necesita.

Un juego que sin duda debe estar en tu biblioteca, y sin mencionar que tendrá mucho contenido a futuro. Recuerden que ya esta disponible el segundo DLC “Banned Footage Vol. 2″ que incluye 2 nuevas misiones: 21 Scenario y Daughters Scenario, precuela del juego principal. Además un nuevo modo, Jack’s 55th Birthday, donde veremos nuevamente a nuestro “amigo” Jack Baker.

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comentarios

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.