Uno de los eternos debates de los últimos 30 años en la industria de los videojuegos ha sido la polémica pregunta de qué es mejor en un juego de video ¿Que gráficamente se vea a un detalle impresionante explotando cada circuito de cada procesador, o que sea una experiencia invaluable que te haga sonreir, llorar, recordarla veinte años después y querer volverlo a jugar?

Pocos han comentado sobre si algún juego logró ese equilibrio a la perfección, entre el juego mejor visto y con la mejor experiencia, sin embargo la pelea de casados entre los gráficos y el gameplay no parece tener espacio para una tregua y siempre habrá una opinión distinta de cada persona amante o no de los juegos.

¿Se acuerdan cuando Nintendo y Sega se tiraban con todo? 'Blast procesing'!

¿Se acuerdan cuando Nintendo y Sega se tiraban con todo? ‘Blast procesing’!

Para empezar, todo se remonta a la clásica ‘guerra de consolas’ que significó el reinicio de los videojuegos modernos. Cuando Nintendo salvó a los juegos electrónicos de una crisis que parecía la existinción de la raza, las puertas se abrieron para permitir a varias compañias a tomar confianza en este nuevo negocio, creando así la competencia que, aunque nunca dejó de ser sana, sí se tiraban con saña.

En aquellos últimos cinco años de los ochentas, la era de los juegos de 8-bits se perfilaba en crear un estilo nuevo. Muchos veníamos de jugar juegos en Atari que no duraban más de cinco minutos, donde el límite era el score que el juego te registraba e intentabas superar, cuando entonces descubrimos los juegos que no se limitan a una sola pantalla o a simplemente puntos y formas en la televisión. De repente la siguiente pantalla significaba un nivel nuevo y ésta era completamente distinta y/o con un nuevo reto a la anterior; unos más largos que otros, pero era una evolución en toda la extensión de la palabra.

Aunque se veia mejor en SEGA Génesis, Doom tenía más niveles en Super Nintendo y la música era impresionantemente mejor.

Aunque se veia mejor en SEGA Génesis, Doom tenía más niveles en Super Nintendo y la música era impresionantemente mejor.

Comenzaban los noventas y la competencia se puso buena, donde SEGA y Nintendo eran los más grandes y principales competidores, siendo SEGA los primeros en duplicar el poder de memoria de los juegos, creando resoluciones en 16-bits mientras Nintendo aún estaba tanteando el terreno. Para cuando Nintendo llegó a los gráficos nuevos, entonces se pelearon el sonido y la opinión argumentaba que la consola nueva de Nintendo, el SNES tenía mejor procesador sonoro que los sonidos disruptivos de un Génesis, y bueno, ahi comenzó el desorden.

Luego le entró Sony y Nintendo se movió a su ritmo. SEGA le brincó a la pelea para dar su último y mejor aliento finalizando su historia con su formato de juegos en disco pero no pudo con la competencia (Y la piratería), abandonando el mercado de las consolas para dedicarse a los juegos, dejándonos un gran legado, el increíble SEGA Dreamcast.

Ésto fue la verdadera guerra de consolas.

Ésto fue la verdadera guerra de consolas.

Para entonces comenzó la revolución tecnológica de las consolas, los formatos en disco, DVD y Blu-Ray, procesadores, PC Gaming y demás. La guerra de consolas, si es que no habia terminado, se convirtió ahora en una discusión de quién tendría la mejor tecnología para correr mejor sus juegos.

Muchos de los jugadores hoy en día tenemos tatuado en el corazón una especie de sentimiento melancólico hacia la nostalgia, es la experiencia de vivir y revivir los juegos con los que crecimos, a algunos nos importaba poco el cómo se veían. Juegos los había de mil y un maneras, géneros y estilos gráficos. Vectorman o Mortal Kombat fueron vivos ejemplos antes de dar el salto a los polígonos en 3D.

Mortal Kombat fue todo un impacto, desde el gore hasta el estilo gráfico motion capture con personas reales.

Mortal Kombat fue todo un impacto, desde el gore hasta el estilo gráfico motion capture con personas reales.

Hoy en día se cree que el estilo mercadológico del negocio dicta que los juegos tienen que estar actualizados con la época, y no es ningún secreto que la tecnología ha alcanzado un estándar de lo más imponente al ver animaciones impresionantes, consideradas por sus creadores como obras de arte, pero, regresando a la realidad ¿El hecho de crear un juego que se vea ‘bonito’ lo hace automáticamente bueno?

La popularidad del debate creció y creció al punto de que las mismas compañías se fueron por esa tangente, siguiendo obviamente el avance tecnológico del tiempo. El debate ahora es qué consola tiene los juegos ‘más bonitos’. El hecho de hacer un juego bueno o malo pasa a segundo término y el universo de los videojugadores se limita a ‘¿Qué consola tiene mejores gráficos?’, independientemente de la calidad de los mismos.

Halo 2 Remastered es parte de Halo: The Master Chief Collection y te permite elegir con presionar un botón si quieres jugar con los gráficos clásicos o con todo el poder del Xbox One.

Halo 2 Remastered es parte de Halo: The Master Chief Collection y te permite elegir con sólo presionar un botón, si quieres jugar con los gráficos clásicos o con todo el poder del Xbox One.

Para muchos, las versiones de PC son y serán por siempre las superiores, el poder de adecuar diversos componentes como las tarjetas gráficas de video o los procesadores dá esa facilidad, nada económica, pero la da, a diferencia de las consolas caseras que son fabricadas de una forma y con piezas predeterminadas por el manufacturador.

Al final, el público consumidor es el último que tiene la mejor opinión (Y vaya que la usa) para dirigir el mercado, consumiendo lo que le gusta. El problema, quizás, radica en que la sociedad gamer como hoy la conocemos ha dejado de lado el primordial objetivo de un juego que es la diversión, y la frustración se ha convertido en una parte fundamental criticando si el juego corre a 30 frames per second durante el gameplay pero a 60 durante las cinemáticas animadas.

Mucha gente critica a Nintendo por que sus juegos 'son muy buenos pero no tienen los gráficos de última generación'.

Mucha gente critica a Nintendo por que sus juegos ‘no son buenos pero no tienen los gráficos de última generación’.

No son errores de programación. Cada desarrollador busca tener su juego listo hasta en el más minimo detalle y por ello el juego queda en un estado casi incompleto en muchos otros sentidos: tiene un estilo de juego repetitivo, suena feo o simpemente es demasiado corto y aún así se vende a precio de nuevo. Quizás por eso hay tanto juego fundado en Kickstarter buscando revivir la experiencia del mejor estilo de juego, el clásico, pero eso ya lo platicamos en otra ocasión.

Nosotros al final somos los que tenemos la última palabra, y consumiendo o no los juegos es como le demostramos a las grandes compañías que es lo que queremos. Nosotros somos los que decidimos invertir en un juego que visualmente esta muy bien detallado, pero es exageradamente difícil, casi imposible hasta volverse tedioso que te dan ganas de dejarlo a un lado a la hora de haberlo empezado o comprar un juego que quizás no sea el máximo en CGI, o con un estilo gráfico distinto, ya sea retro, cell-shaded o cualquier otra cosa, pero que nos deje una semillita fructífera que nos hará querer terminarlo al 100% y volverlo a jugar y retomar cuantas veces queramos, durante los años que podamos.

Ahora todo el mundo se pelea por ver cuál consola tiene mejores gráficos, no mejores juegos.

Ahora todo el mundo se pelea por ver cuál consola tiene mejores gráficos, no mejores juegos.

Toda mi vida he jugado, de todo. No me tocó la época de oro pero disfruté de esos juegos por accidente, de hecho mi primer juego oficial fue el remake de Pokemon rojo para Game Boy Advance SP, fue el mejor regalo de navidad que he recibido. Cuenta la leyenda que poseía un Xbox comunal (Que compartíamos mis dos hermanos y yo) el cual poseía un emulador con una infinidad de juegos: desde Pac-Man, un jueguito de delfines (No recuerdo el nombre), Bomberman, Mario, hasta FF (Del 1 al 5 ). Confieso que yo, una niña de 10 años, acostumbrada a los gráficos de Tony Hawk, Madagascar (Adoraba ese maldito juego), Viva Piñata, etc. Al momento de encontrarme esos juegos dije, “Oye no”. Gracias a mi exceso de ocio y tiempo libre terminé jugando FF IV, ahí es donde por primera vez sentí un verdadero reto, la historia me enganchó, disfruté cada minuto de juego desde principio a fin, fue cuando decidí darles una segunda oportunidad y me llevé sorpresas muy gratas.

ggb

Brothers: A Tale of Two Sons es uno de esos pocos juegos que tienen visuales impresionantes y una historia de lo más nutritiva… Aunque hay gente que prefiere juegos que no tengan nada de historia, pero ‘que se vean chidos’.

Actualmente, lo que más me importa en un juego es una buena historia, algo que me atrape, no digo que los gráficos deben estar peleados con el gameplay, hay juegos maravillosos con ambas cualidades por ejemplo: “Brothers: A tale of two sons”, tiene un modo de juego bastante peculiar que es muy divertido, una historia sublime y en gráficos posee escenarios preciosos (Hasta el mismo juego pone banquitas para que el personaje se siente y los aprecies mejor). Creo que la importancia que le dan las nuevas generaciones a los Gráficos sobre el Gameplay yace en que no han conocido otra cosa y no tienen un parámetro de comparación. Siento que, el ponerme exigente con los gráficos me distrae del verdadero objetivo: Jugar.

Isela M.

En lo personal he encontrado juegos que me han divertido mucho y he visto su nacimiento y evolución desde el Atari, como olvidar los títulos de Ninja Gaiden, los cuales eran muy buenos, también uno de mis favoritos y hasta la fecha es Super Mario Bros. 3, el cual a pesar de los años tiene un gameplay muy bueno y sencillo, pero a la vez retador.

Otro juego que hasta la fecha me sigue impresionando es el de Clock Tower de SNES, no necesita de gráficos en 3D ni nada para poder sumergirte en el juego gracias a su atmosfera, uno de los títulos actuales que puedo recomendar es Life is strange, el cual ha sido muy criticado por sus gráficos, pero siento que los que lo hacen es porque no lo han jugado realmente o simplemente la historia no les importa en un videojuego.

Ori and the Blind Forest es de esos pocos juegos que alcanzan el equilibrio justo entre gráficos y estilo de juego.

Ori and the Blind Forest es de esos pocos juegos que alcanzan el equilibrio justo entre gráficos y estilo de juego.

Y mi última recomendación actual es un título que a mi parecer ha logrado un excelente balance en cuanto a gameplay, gráficos y música, se trata del juego llamado Ori And The Blind Forest, el cual simplemente solo podría describir como hermoso.

Imset.

 

Super Mario Maker será un sueño hecho realidad para muchos. Podrás crear niveles al estilo de juegos de Super Mario y elegir el estilo gráfico, ya sea de 8-bit, 16-bit o HD estilo New Super Mario Bros. U.

Super Mario Maker será un sueño hecho realidad para muchos. Podrás crear niveles al estilo clásico de juegos de Super Mario y elegir el estilo gráfico, ya sea de 8-bit, 16-bit o HD tipo New Super Mario Bros. U.

Las experiencias de muchos de nosotros (Como la de Isela y la de Imset, de aquí de la redacción) nos da un estándar que nos ayuda a saber que nos gusta más, sin embargo, mucho de esto se resume también en gustos. ¿Gastarías el dinero de un juego nuevo por sus gráficos solamente? ¿Gráficos o gameplay? ¿Tú con qué te quedas?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0Email this to someone

Comentarios

Sobre El Autor

Nintendomaníaco, también juego de todo, pero nunca olvido mis raíces. Gamer desde los 3 años de edad. Psicólogo empresarial, Dj fanático de la música Trance, electronica, dance, house, y rock en general... Y claro, de todos los bits... Activista y locutor de radio en internet y en frecuencias. Puedes encontrarme en Steam como Spree. Mi Nintendo Wii U ID es SpreeMX y mi Nintendo Friend Code es 0490-5238-8926. Agregame!

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.