Shadow Tactics Blades of the Shogun es uno de esos juegos diferentes dentro de un género, difíciles de encontrar, que sobresalen por mezclar de manera excepcional la mecánica del juego, los gráficos y la historia de manera armoniosa, dejando un sabor de boca agradable y con ganas de volver a jugar lo más de una vez.

Muévete como el agua

Algo que impacta desde el comienzo es la mecánica del juego, con un estilo de juego similar a clásicos como Commandos or Desperados: Wanted Dead or Alive, al principio podrá costar un poco la adaptación de los controles, el rotar la cámara al inicio logra ser molesto pero es de vital importancia para llevar a cabo algunas misiones, el uso de flechas en vez del WASD para desplazarte por la pantalla siempre puedas usar el mouse lo cual es una opción mucho más cómoda, cosas que tal vez puedan ser reconfiguradas pero que evite hacer, lo cierto es que una vez dominando los shortcuts todo va viento en popa y no le quita ningun credito al juego.

hay objetivos diferentes y mecánicas de juego únicas para cada entorno

Cada nivel te otorga diferentes personajes cada uno con habilidades particulares, lo que te incita a planear bien tu estrategia, estudiar el entorno, a tus enemigos y los civiles, pues de ello depende el éxito de la misión, con la variedad de personajes que a tu disposición el juego jamás se vuelve repetitivo o tedioso. Siempre hay objetivos diferentes y mecánicas de juego únicas para cada entorno, por ejemplo en la nieve tienes que lidiar con el hecho de que dejaras huellas lo cual llevará a los guardias a seguir tu rastro localizando te asi te encuentres oculto.

El juego te reta a ser cada vez mejor estratega, lo cual en algunas misiones es extremadamente difícil, casi el punto de ser frustrante, donde cada estrategia parece fracasar, donde la excesiva cantidad de guardias parece desafiar la misma mecánica del juego, lo que te incita a pensar  en todas las posibles combinaciones que te pueden llevar a completar la misión exitosamente, lo cual puede llevar horas, asi que relajate sirvete un té y trata de crear la estrategia perfecta.

Los desafiantes controles de la cámara no ayudan mucho, como lo mencione al principio cuesta adaptarse y hay momentos en los que es desesperante, ya sea que uses Q y E que te dará torpes rotaciones de 45 grados o que lo muevas manualmente presionando ALT  y usando el mouse lo que es demasiado sensible, ademas que muchas veces tener la camara en “la posición incorrecta” te puede llevar a dar clics en lugares donde no querías, lo cual sentirás que la cámara es un enemigo más a vencer.

Tan hermoso como el Ukiyo-e

Me sorprendió gratamente tanto la calidad de la historia como el detalle en los gráficos. Shadow Tactics gira una historia de honor, familia, deber, traición y redención ambientada hermosamente en el período de Edo de Japón, sumado a un excepcional doblaje de voz, al menos en inglés y japonés que fueron los idiomas que pobre, y el interesante desarrollo de personajes que se desenvuelve a lo largo de la historia que hace que los diálogos no se vuelven tediosos si no interesantes, su participación  en las discusiones individuales que se generan a lo largo de las 13 misiones capta tu atención a manera que se va develando parte del pasado y las convicciones de cada personaje, el grandioso trabajo de desarrollo de la historia llega hasta los personajes secundarios quienes tenían motivaciones claras y lógicas ademas de un dialogo creible.

Larga vida al Shogun

Una impactante y bien formulada historia, personajes memorables y con habilidades únicas, escenarios cautivadores, desafíos que reten tu mente en cada misión, eso y más me atrevería a decir que es Shadow Tactics Blades of the Shogun, la cámara es molesta pero no le resta diversión al juego, es algo a lo que tendrás que acostumbrarte, al final es un juego que te reta, que te impacta y que sin duda castiga pero que superarlo deja una gran satisfacción y ganas de volver.

Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0Email this to someone

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.